Una muchacha de los pasó un momento bastante complicado cuando, mientras limpiaba una habitación de hotel se encontró con la carta de un cliente quien confesaba que estaba contagiado con COVID-19, por lo que le recomendó cuidado. Su se hizo en , generando un intenso debate en esta .

Una incómoda revelación

Nuestra protagonista se hace llamar Güera, y en su metraje muestra un billete de 20 dólares al lado de una carta donde el cliente que acababa de dejar el dormitorio le confiesa su verdadero estado de salud.

“Tuve COVID, así que desinfecté la habitación tanto como fue posible. Ten cuidado. Si te enfermas, lo siento, hice lo mejor que pude”, se lee así en el metraje que viene recaudando más de 149.4 mil reproducciones en esta red social.

Pero, esto no acaba aquí, pues en los comentarios de la publicación la mujer añade mucha más información valiosa a su relato que impactó a muchísimos usuarios que no podían creer lo que acababan de ver.

@guerasworld

Lol yikes

♬ original sound – Güera

“Tenía la opción de dejar la habitación, pero quería los 20 dólares. Estoy doblemente vacunada y potenciada. He tenido COVID-19 en dos ocasiones, así que espero estar bien”, para luego asegurar que en enero de 2022 se contagió con este mal, pero, teniendo en cuenta su experiencia reciente, reflexionó.

“Me hace preguntarme qué personas infectadas no revelaron (que estaban contagiadas con coronavirus). Seguramente, así fue como lo obtuve en enero”, dijo en otro comentario de su video viral.

Usuarios apoyan gesto de cliente

Pese a esto, la opinión de los usuarios se dividió, donde unos aseguraron que lo del cliente se trataba de un gesto de amabilidad al revelar su padecimiento, mientras que la gran mayoría optaría por no confesarlo.

“El 95 por ciento de las personas no revelaría eso”, “tenía, no tiene. Tal vez estaban siendo cauteloso al informar”, “vamos, muchachos, al menos lo intentaron. Saben muy bien que tú, tu amigo o tu familia han estado en público con un resfriado o COVID antes”.

Los que critican la carta

Desde la otra orilla, otras personas aseguraron que la acción de la persona en cuestión no fue la adecuada: “No es difícil quedarse en casa si estás enfermo”, “debieron decirlo en la recepción”, “hombre, siempre doy 20 dólares de propina Esto es barato”.

Hubo unos pocos que asumieron que Güera se estaba quejando por la propina dejada junto a la nota, pero ella asegura todo lo contrario: “solo me pregunto ¿Dónde mostré que era una malagradecida? ¡Me encantan los 20 dólares!”


Disclaimer- This content is from the following URl. If the content is not loading properly then please click the button below and read the full article.

x